jueves, 31 de marzo de 2011

EL TENDEDERO: FINALES OPUESTOS


Buenas noches, amigos del murciélago.

Hoy recogemos la sección "EL TENDEDERO", donde artistas invitados nos ofrecen sus relatos más jugosos.

En literatura podemos encontrar de todo. Hay escritores que no son escritores, o han dejado de serlo con los años, pero sí son novelas ambulantes. El éxito engorda el ego, y son frecuentes, si uno se preocupa de buscar, los enfrentamientos entre grandes egos. Por poner un ejemplo más famoso en nuestra literatura:

QUEVEDO vs GONGORA.

Yo apostaría por Quevedo, pero es una opinión. Cada maestro tiene sus seguidores, sus aduladores y sus lameculos profesionales. Los primeros te animan a seguir, los segundos y los terceros solo aparecen cuando has llegado a la cima.

A veces, como en el caso de Gongora y Quevedo, esos enfrentamientos dan lugar a un derroche de creatividad. La competencia y el orgullo avivan el ingenio, amigos míos.

Y de esto va el relato que nos ofrece el amigo CARLOS SOLANA.

Creo que no os arrepentiréis si os lo leéis.

He aquí un breve teaser:


FINALES OPUESTOS




***

Como tantos, comenzamos a escribir buscando a cada historia un final sorprendente. Detrás de todo aquello quizás había una admiración por Allan Poe o una fascinación mayor por la sorpresa final que por el excipiente literario del desarrollo.
Que mimar el desarrollo iba en serio, uno lo empieza a comprender más tarde [... ]

***





DESCARGA EL RELATO COMPLETO PINCHANDO AQUÍ:








Espero que disfrutéis del cuento.
Y aprovecho para recordar a todos los escritores noveles, que EL TENDEDERO tiene sus puertas abiertas. Si me enviáis un relato y considero que es lo suficientemente bueno, entonces os lo cuelgo.

Ah, pero recordad que soy tan exigente con los demás como lo soy conmigo mismo. Y eso es mucho.

Os espero en breve con...

¡UN CUENTO A LA SEMANA!

2 comentarios:

GAB dijo...

Que buen relato resulto, amigo murcielago. Quevedo y Góngora son dos piedras de toque. Quizas uno no se zampe a todo Góngora o todo Quevedo. Pero vamos, ambos son necesarios. Si me apuras quizas me declare mas Quevediano que Gongoriano. Ya decía Bernard Shaw que: -La peor clase es la que consta de un solo hombre-

Un gran abrazo amigo.

SERGI ÁLVAREZ dijo...

Estoy de acuerdo maestro. El buen coktail lleva los mejores ingredientes.

Un abrazo!